22 May 2020 webmaster

ZASCA 1: Dime de qué presumes y te diré de qué careces

Es curioso como esta situación descubre que empresas que se definen Agile no son capaces de mandar a sus empleados a casa, porque no poseen equipos portátiles y claro, estos están ahora agotados. Y es que no se puede empezar la casa por el tejado.

Muchas veces, la asimetría en la aplicación de las metodologías de trabajo hace que los departamentos de una empresa no trabajen con los mismos parámetros, y ni siquiera valores. No son extraños los casos donde se han invertido muchos millones en aplicaciones para mejorar el CX (Customer Experience), y donde existen estudiados procesos del Journey del cliente, pero donde el Departamento de RRHH funciona como una gestoría de nóminas que no posee protocolos de actuación para enfrentarse a cualquier contingencia. Y viceversa, claro.

ZASCA 2: No se pueden poner puertas al campo

Y qué decir de nuestros legisladores, parece que este incontrolado virus ha sido creado para poner en entredicho las recientes normas decimonónicas sobre el control de acceso a la oficina. Bonita paradoja. Hace unos meses forzando a las empresas a invertir en hardware y software para obligar a controlar, y ahora pidiendo a las mismas toda la flexibilidad posible para que sus empleados puedan trabajar donde quieran.

Esperemos que el paso por esta situación nos ayude a todos a prepararnos mejor ante este mundo global y cambiante. Hoy es un virus, y mañana podrá ser otra cosa. ¿La mejor prevención?: aplicar un poco más de coherencia y sentido común, que además es gratis.

Alberto Pastor Esteban
CEO de Garlic B2B